Propiedad Intelectual y Nombres de dominio

Un nuevo signo distintivo para un nuevo ámbito de desarrollo como es Internet, ha provocado ya numerosos conflictos con los sistemas de identificación tradicionales.

En el ámbito de la propiedad intelectual, y relacionado con el derecho de las nuevas tecnologías, nos encontramos con distintos casos en las que podemos necesitar asesoramiento de profesionales, como son la Protección de páginas Web, Robo y recuperación de dominios.

  • Defensa legal de Dominios.

    Una Página Web está formada por elementos preexistentes y por elementos de nueva creación. Los elementos preexistentes pueden ser susceptibles de protección intelectual cuando sean dibujos, videos, texto o fotografías, por ejemplo. Así es que para poder incluir estos elementos en un Web Site será necesario la autorización de sus titulares, a no ser que estas obras sean de dominio público. Sería recomendable que la autorización se realice por escrito y que se recojan las actividades que se pueden realizar, es decir, si se autoriza o no una comunicación pública o una reproducción.

    Por lo que se refiere a los elementos de nueva creación, es aconsejable pactar la cesión de los derechos de explotación que se consideren necesarios.

    Cuando ya se tienen las autorizaciones sobre las obras que van a estar recogidas en la Página Web, es necesario protegerla en su conjunto, para poder probar la titularidad de la Página. Esto se puede realizar a través de dos mecanismos:

    • Inscripción en el Registro de Propiedad Intelectual:
      se pueden inscribir los contenidos, el código fuente y el diseño. El inconveniente de este mecanismo está en que cada vez que cambie alguno de estos elementos, será necesario inscribirla nuevamente.
    • Depósito notarial:
      el Acta que se levante deberá recoger los elementos que se depositan, es decir, contenidos, código fuente y diseño y las circunstancias que hacen de la Página Web como una obra única. El inconveniente de este mecanismo radica en su alto coste en relación con el mecanismo anterior.
  • Robo y Recuperación de Dominios:

    Tener un dominio de Internet, muchas veces es indispensable para el trabajo y la imagen de la propia empresa, por lo que hay que procurar protegerlos y mantenerlos adecuadamente. Aun así, hay e que surgen problemas o inconvenientes, por lo que, hay que comprobar siempre:

    • La Titularidad del Dominio:
      en muchas ocasiones, en la que la empresa subcontrata el servicio de registro de dominio, En este caso, deberá comprobarse que el dominio se hace a nombre de la empresa que compra el dominio, y no a nombre de intermediario que contrata el servicio.
    • Renovaciones:
      Los dominios suelen tener una renovación anual, por lo que se deberá prestar atención a las falsas renovaciones, que se hacen con el fin de lucro.
    • Bloqueo de Dominios:
      Al bloqueo de dominios se le denomina la opción que no permite modificar o trasladar de forma automática el nombre de dominio en propiedad. Asegúrese que no se le está aplicando sin su consentimiento al hacer nuevos registros.