Cloud Computing (aplicaciones en la nube)

Cloud Computing: del sistema que permite disfrutar del uso de aplicaciones desde cualquier sitio y sin tener que instalar software alguno en nuestro propio equipo. Así, Cloud Computing es todo lo que puede ofrecer un sistema informático en forma de servicio para los usuarios, para que estos pueden acceder a las aplicaciones sin tener que gestionar los recursos tecnológicos (software, hardware, etc..)

Lexmatica esta poniendo la infraestructura tecnológica en la nube (rápido aprovisionamiento, alta disponibilidad, pago por uso) pero siempre garantizando los niveles de servicio (SLA) y la seguridad (confidencialidad de los datos, integridad de la información, sistemas de recuperación de la misma y planes de contingencia) que cualquier empresa ha de exigir a su proveedor de infraestructura y servicios de TI.

Ventajas del Cloud Computing

  • Dimensionamiento flexible de la infraestructura. Ya no es necesario hacer dimensionamientos a tres años (periodo de amortización). Las empresas pueden dimensionar de manera flexible y ágil según la necesidad y la demanda de los usuarios y pago por uso realizado, gracias al dinamismo que ofrece un servicio Cloud Computing.
  • Disponibilidad 24x7 de las aplicaciones.
  • Seguridad de los datos (responsabilidad delegada en la empresa prestadora del servicio).
  • Acceso a recursos ilimitados y a servicios de alta disponibilidad, impensables en modelos distintos al pago por uso.
  • Aumento de la calidad del servicio gracias a la disponibilidad de especialistas especializados en los diferentes servicios e infraestructuras.
  • Obsolescencia cero de los sistemas. Al no tener que adquirir infraestructura propia, la actualización y mejora de ésta pasa a ser responsabilidad del proveedor de servicio.
  • Flexibilidad. Posibilidad de modificar servicios con el proveedor en función de la demanda y/o necesidades.
  • Reducción de las inversiones en TI. Se compran solo los recursos necesarios, y la inversión en TI es fija por la fórmula de pago por uso de los servicios que caracteriza la contratación de plataformas para dar servicios Cloud Computing.
  • Nivel de servicio garantizado. Los proveedores de servicio trabajan garantizando unos niveles de servicio a medida de cada cliente (SLA) y su actividad es permanente (24x7x365).
  • Simplificación del diálogo con el proveedor de infraestructura. La empresa proveedora de aplicaciones en la nube tendrá que hablar en términos de servicio, disponibilidad, garantía, tiempos de respuesta, etc. en lugar de hablar de qué hardware y software necesita.
  • Simplificación de la administración y el mantenimiento. Instalaciones, actualizaciones, incidencias internas, backups, etc. queda reducido a la mínima expresión, ya que en este nivel los únicos equipos de los que se ha de preocupar es de la red, de los PC’s y de la conexión a internet.
  • Creación de un nuevo canal de distribución. El poder ofrecer las aplicaciones en la nube permite abrir la puerta a un nuevo segmento de clientes y llegar más allá de donde lo hacían con los métodos tradicionales de distribución de software y ampliar los servicios ofrecidos a los clientes.
  • Máximas garantías de calidad técnica con los mínimos costes. El proveedor de infraestructura, como puede ser Lexmatica, garantiza las máximas capacidades de procesamiento, almacenamiento de alta disponibilidad y todos los servicios punteros adicionales que el servicio Cloud tenga que disponer para obtener la máxima satisfacción de sus clientes (balanceo de carga, caching, etc.) ahorrando espacio en el centro de datos propio y ahorrando los costes energéticos que conlleva (refrigeración y energía).
  • Seguridad garantizada. El proveedor asume las diversas normativas de seguridad en cuanto al almacenaje de los datos (LSSI, PCI, etc.)